¿El omega 3 tiene beneficios adicionales para la sexualidad?


Publicado el 22/06/2024 - Última actualización el 22/06/2024

En la búsqueda de soluciones para los problemas sexuales (como la falta de libido, disfunción eréctil o trastornos de fertilidad), se mencionan a menudo los ácidos grasos omega 3 como posibles aliados. ¿Qué dice la ciencia? ¿A qué conclusión podemos llegar?

¿Qué es el Omega 3 y para qué sirve?

Son ácidos grasos esenciales que el cuerpo humano no puede sintetizar por sí mismo, lo que significa que deben ser obtenidos a través de la dieta. Existen tres tipos principales de omega-3:

  • EPA (ácido eicosapentaenoico): se encuentra principalmente en los pescados azules y en el aceite de pescado. El EPA es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y su capacidad para mejorar la salud cardiovascular.
  • DHA (ácido docosahexaenoico): también presente en pescados azules, el DHA es central para el desarrollo y el funcionamiento del cerebro y la retina. Es especialmente importante durante el embarazo y la infancia para el desarrollo neurológico.
  • ALA (ácido alfa-linolénico): se encuentra en fuentes vegetales como las semillas de lino, las nueces y las semillas de chía. El ALA debe ser convertido por el cuerpo en EPA y DHA (aunque este proceso no es muy eficiente en los humanos...).

¿Cuál es la función del omega 3?

  • Salud cardiovascular: ayuda a reducir los niveles de triglicéridos, disminuye la presión arterial y previene la formación de coágulos sanguíneos, contribuyendo así a la salud del corazón.
  • Desarrollo y función cerebral: el DHA es un componente estructural fundamental del cerebro y la retina, siendo vital para el desarrollo neurológico y la función cognitiva. Su deficiencia puede estar relacionada con trastornos neuropsiquiátricos y deterioro cognitivo.
  • Efectos antiinflamatorios: tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a reducir la inflamación crónica, un factor contribuyente en muchas enfermedades degenerativas como la artritis reumatoide.
  • Sistema nervioso: ayuda a mantener la integridad de las membranas celulares neuronales y facilita la comunicación entre las neuronas. Esto puede influir positivamente en el estado de ánimo y en funciones cognitivas.

Beneficios sexuales potenciales del omega 3

Mejora de la función eréctil

Diversos estudios han explorado los efectos del omega-3 en la disfunción eréctil, sugiriendo que puede tener un impacto positivo.

  • Estudios en animales: las ratas que recibieron suplementos de omega-3 demostraron una mejor función eréctil en comparación con aquellas que no los recibieron. Este resultado se atribuye a la capacidad del omega-3 para mejorar la salud vascular y reducir la inflamación.
  • Estudios en humanos: aunque los estudios en humanos son más limitados, una investigación de 2020 encontró que los hombres jóvenes que consumían suplementos de aceite de pescado tenían testículos más grandes y un volumen de semen y calidad espermática mayores.

Influencia en la fertilidad

El omega-3 también ha mostrado tener un impacto positivo en la fertilidad, influenciando tanto la calidad del esperma como los niveles hormonales.

  • Calidad del esperma: se ha observado que los suplementos de omega 3 mejoran la calidad del esperma, incluyendo el volumen, la motilidad y la morfología. Esto es importante para la fertilidad, ya que un esperma de buena calidad aumenta las probabilidades de fecundación.
  • Hormonas reproductivas: los estudios han demostrado que los hombres que consumen omega-3 tienen perfiles hormonales más saludables. En particular, se han encontrado niveles más altos de testosterona libre y menores niveles de la hormona luteinizante (LH) y la hormona folículoestimulante (FSH), lo cual es beneficioso para la producción de esperma.
  • Fertilidad en la mujer: una revisión sistemática y meta-análisis evaluó el efecto del consumo de omega-3 en las tasas de fertilización y la probabilidad de embarazo en mujeres. Los resultados mostraron un efecto positivo, aunque la alta heterogeneidad de los datos limita la interpretación definitiva. Se necesitan más estudios prospectivos aleatorizados para comprender mejor esta relación.

¿Cómo actúa el omega-3 sobre las funciones sexuales ?

Sus beneficios en la salud sexual pueden atribuirse a varios mecanismos fisiológicos:

  • Mejora de la circulación sanguínea: ayuda a mejorar la fluidez sanguínea y a prevenir la formación de coágulos. Esto puede favorecer una mejor irrigación del pene, esencial para una erección firme y duradera.
  • Reducción de la inflamación: los efectos antiinflamatorios pueden proteger los tejidos reproductores y mejorar la producción de testosterona. Una menor inflamación en los testículos puede facilitar una producción hormonal más estable y eficiente.
  • Equilibrio hormonal: influyen positivamente en los niveles de testosterona y otros neurotransmisores cruciales para la salud sexual, lo que puede llevar a una mejor función sexual y mayor deseo.

Límites y precauciones

Los estudios preliminares son prometedores, pero hay que tener en cuenta que muchos de los resultados positivos relacionados con la función eréctil y la salud sexual se han observado en ratas y otros modelos animales. Estos estudios proporcionan una base interesante, pero sus resultados no siempre se pueden extrapolar directamente a los humanos.

Aunque hay algunos estudios en humanos que sugieren beneficios, como mejoras en la calidad del esperma y niveles hormonales más saludables, la evidencia no es concluyente y se necesita más investigación. Los estudios disponibles a menudo tienen limitaciones metodológicas, como tamaños de muestra pequeños y/o falta de ensayos controlados aleatorizados.

Si váis a tomar suplementos de omega-3, aseguraos de elegir un producto de calidad. No todos son iguales. Para más información, podéis consultar nuestro artículo ¿Cómo seleccionar un buen omega 3?

Importancia de un enfoque integral

Mantener una salud sexual óptima no depende de un único suplemento o nutriente, sino de un enfoque holístico que considere múltiples factores del estilo de vida.

  • Dieta equilibrada: que sea rica en frutas, verduras, proteínas magras y grasas saludables. El omega 3 debe ser parte de una dieta variada, no un sustituto de otros hábitos alimenticios saludables.
  • Ejercicio físico regular: la actividad física mejora la circulación sanguínea, reduce el estrés y puede tener un impacto positivo en la función eréctil. Se recomienda una combinación de ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento muscular.
  • Gestión del estrés: el estrés crónico afecta negativamente la sexualidad.
  • Dormir lo suficiente: un buen descanso es fundamental para la producción hormonal y la recuperación del cuerpo. La falta de sueño puede disminuir la libido y afectar negativamente la función sexual.

Conclusión

La evidencia científica actual es limitada y mayoritariamente basada en estudios en animales o estudios observacionales en humanos. Por lo tanto, aunque los resultados iniciales son alentadores, se necesita más investigación para confirmar estos beneficios en la población humana.

El omega 3 no debe ser visto como una solución mágica para los problemas sexuales. Incluso si tiene un papel beneficioso, los ácidos grasos son sólo una gota en el océano de factores que contribuyen a una buena salud sexual. A menos que exista una deficiencia grave de omega-3, es poco probable que la suplementación por sí sola tenga un impacto significativo en los trastornos sexuales sin una modificación integral del estilo de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio